¡ Llegó el día de la cirugía !

-Aquí estoy con Dolsa, venía tirando.

-Pensará que, como tú no le has dado de comer ni de beber, nosotros le daremos algo, jajajaja

-Pobrecita, no seas malo Miguel Ángel.

-No, mírala, me está pidiendo.

-Claro, está muerta de hambre. ¡Cuidado, que va al cubo de la fregona!

-Tranquila, lo he vaciado por si acaso. Venga, vamos a premedicarla para la cirugía. ¿Nos ayudas Mayte?

-Sí, pero luego os encargáis de todo, por favor.

-Tranquila, ya hemos preparado el quirófano: el material, el tubo, el suero, los gases…todo está listo para cuando esté ella preparada.

-Sujétala Miguel Ángel, que la inyecto.

-¿Por qué empiezas Conchita?

-Primero las subcutáneas, o sea, el antibiótico y en antinflamatorio, luego las intramusculares, el sedante y el analgésico. Voy…

-Muy bien Dolsa, fenomenal. Vamos a dejarla encima de una mantita, coge papel por si vomita.

-Sí, a veces puede haber algún vómito pero, a pesar de eso, los protocolos modernos de anestesia…

-Bueno, modernos no son, ya hace más de siete años que los usamos.

-Sí, pero son diferentes de los de antes. A estos los llamamos anestesia polimodal, porque se usan varios fármacos, a bajas dosis, con acciones que se suman y complementan. La otra ventaja es que, al ser las dosis tan bajas, cuando acaba la cirugía se recuperan fenomenal.

-Y no hay dolor, eso es lo principal.

-Es lo más importante, porque los analgésicos bloquean los receptores del dolor de forma que, cuando hacemos la primera incisión, no les duele.

 

Minutos después…

 

-Pues no ha vomitado, pero ya está muy borrachita. Le pongo la vía.

-Creo que nos la bajamos ya, Mayte. Te quedas tú arriba para atender el teléfono y la tienda ¿vale? Tranquila, que todo va a ir bien.

-Ya lo sé. Me avisáis cuando hayáis acabado, quiero estar cuando se despierte.

-No te preocupes que te avisamos. ¿Me ayudas Conchita?

-Déjame que la coja yo, tú vete abriendo las puertas.

-Ya le he puesto el suero, vamos a dormirla.

-Te sujeto la cabeza para que le pongas el tubo…ahá, ya está.

-Bueno, manos a la obra, le rasuramos la tripita, le ponemos los paños y empezamos.

 

Anuncios

4 pensamientos en “¡ Llegó el día de la cirugía !

  1. ¡¡HAY QUE VER LO QUE ESTOY APRENDIENDO CON VUESTROS POSTS!! Gracias por todas vuestras comunicaciones y por ser como sois.

    MAYTE: Me encantaría conocer a Dolsa. Ya es casi como “una de la familia”. A ver si voy a los Alcorcones y me paso un día para daros un abrazo, que ya tengo ganas.

    Besos a los tres.

  2. Ahhhh!!! Que pena… Yo me acuerdo cuando esterilizasteis a Tara, menuda cabezota!! Nos tuvimos que marchar porque no quería ceder a los efectos de la preanestesia… Estuvimos contando los minutos de las horas hasta que nos llamasteis. Y cuando volvimos a por ella, la pobre nos miraba con una carita… Pero en seguida paso todo, cuando nos dimos cuenta estábamos nosotros mas preocupados porque no saltaran los puntos con tanta carrera que se pegaba que ella misma porque le doliera algo. Y la cicatriz? Ni se nota!!!

Responder a gatosyperros Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s