Caminando…bajo la lluvia

Estábamos jugando con fuego. Lloviendo en los Pirineos y nosotros librándonos día tras día. Hasta hoy, que hemos disfrutado del agua durante 10 de los 26 km. Menos mal que íbamos preparados con las capas y las fundas de las mochilas, y que las hemos colocado en cuanto hemos oído el primer trueno.

Hay que decir que, en mi caso, la etapa ha sido la más llevadera a pesar de la lluvia y del puerto de la Gamia, con gran desnivel. La temperatura fresca y el agua en las piernas me ayudaban para el esfuerzo. En el caso de Conchita y los niños si que han acabado con un poco de frío: más de 7 horas andando, haciendo una parada de media hora para un bocata, tienen la culpa.

Un detallito que no había comentado, porque no lo sabía hasta ayer. Las rutas en Francia tienen 4 niveles de dificultad: desde el 1, que es el fácil, hasta el 4 que se reserva a las rutas de más de 20 km, con desniveles importantes y/o dificultades en el terreno. Bien, pues los 4 intrepidos caminantes estamos haciendo todos los dias una ruta de nivel 4. Ya me parecía a mí que nos estaba costando un poquillo 🙂
Como ejemplo, el mapa de la ruta de hoy.

image

Después del desayuno empezamos con la marcha desde St. Just, los primeros 4 km llaneando hasta llegar al pie del col de Gamia. Además de la gran pendiente, el sendero pasaba entre zarzas y enebros (a elegir qué es lo que más pincha en pantalón corto), lo que dificultaba más el ascenso, pero lo hemos llevado bien. Luego, ascensos más cómodos hasta otra “pared” para alcanzar la cima. En un día de calor, no sé si hubiéramos podido. Ya arriba, nos hemos topado con un numeroso grupo de buitres esperando las térmicas, porque aún era temprano. Pero han salido unos cuantos al vernos, aunque otros han esperado a que les pudiéramos grabar en vídeo. Muy chulo.
Ya bajando es cuando nos ha sorprendido el aguacero -mejor bajando que subiendo- y al llegar a St. Jean le vieux hemos entrado a comer a un restaurante. Como eran las 15,30 h ya no daban comidas -estaban comiendo el cocinero y las camareras- pero les hemos debido dar tanta pena, chorreando agua, con dos niños caladitos, que nos han ofrecido hacernos unos bocatas que han sabido a gloria bendita.
Una hora más tarde llegamos al fin de etapa, St. Jean de Pied de Port, que es un pueblo precioso. Casi llegando, unos km antes, hemos visto a los primeros peregrinos, pero venían de otros caminos diferentes al nuestro, que es el del Piamonte. Y en St. Jean, aquí sí, muchos peregrinos que inician el camino en esta localidad.

Mañana toca el ascenso más duro de todos, pero dejaremos el descenso para pasado mañana y partiremos está etapa en 2 para hacerlas más llevaderas. Si queréis saber lo que va a pasar, tendréis que esperar 24 horas 🙂

Por cierto, Carlitos muy bien y la rodilla de de Conchita aguantando.

Curiosidad del día: hemos fotografiado un águila bastante cerca, porque aún no le tocaba volar. Cuando hemos dejado de hacerle fotos, se ha ido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s