Excalibur, una víctima inocente

Igual que en el Lejano Oeste: primero se dispara y luego se pregunta.

Nadie duda que tomar decisiones es difícil. Y hay veces que, tomes la decisión que tomes, siempre hay gente descontenta con el resultado y que tiene sus razones. Pero cuando la decisión tiene consecuencias, hay que dejarse asesorar por expertos.

En esta ocasión parece que se ha decidido demasiado rápido y, lo que es peor, hemos perdido una oportunidad única.

El último estudio científico que se hizo sobre el ébola en perros, hace más de 10 años, concluía que un porcentaje significativo de los mismos presentaba una tasa de anticuerpos frente al virus, pero no se demostró que lo contagiaran. Sabiendo esto, parece lógico pensar que no era urgente sacrificar a Excalibur.

Más aún cuando sus propietarios se ofrecieron a colaborar y dejarlo en cuarentena para que su caso fuera estudiado. Me puedo imaginar lo mal que lo estarán pasando también por esto, lo frustrante que es perder a tu mejor amigo además de estar gravemente enfermo…

Una víctima inocente

Una oportunidad perdida

¿No hubiera sido más inteligente tenerlo en cuarentena, vigilado, y hacerle análisis periódicos para ver si estaba infectado?

Los estudios nos hubieran permitido conocer a fondo cómo se desarrolla -o no- la infección en los perros, y hubiera clarificado el protocolo ante futuras infecciones. Ahí sí, con conocimiento de causa, con pruebas, con estudios en los que habríamos sido pioneros, se sabría cómo actuar ante un nuevo caso.

Pero ha cundido el pánico y han hecho lo más fácil. Lo que pasa es que, en este caso, muerto el perro no se acaba el ébola.

D.E.P. Excalibur 😦

Anuncios

8 pensamientos en “Excalibur, una víctima inocente

  1. Excalibur es historia por culpa de un incompetente cobarde que no ha sabido decidir con responsabilidad, sino poseído por el miedo. Toda mi admiración para el equipo de profesionales encabezado por el doctor Juan Manuel Parra, que han atendido en el hospital de Alcorcón a Teresa, arriesgando sus vidas por falta de protección, y encontrándose el médico en estos momentos ingresado en el hospital Carlos III. Todo mi desprecio para los responsables de la sanidad que se atreven a repatriar enfermos de ébola terminales, para dar buena imagen en el exterior, y que no se preocupan de facilitar medios a los profesionales que tienen que ejercer la medicina arriesgando sus vidas.

  2. Es una lástima que haya habido otra víctima inocente pero, ¿qué más da? era sólo un perro, nadie exigirá responsabilidades, nadie tendrá que pedir disculpas. Una vez más, la ignorancia se ha cobrado una vida y continúa su imparable expansión por el país. Ha sido fácil, no ha hecho falta eso que llaman pensar, y barato, sobre todo barato porque ¿cómo íbamos a pagar esos estudios? es más ¿quién los iba a realizar? El saber en España ocupa mucho lugar, tanto que enseguida se desborda a través de la frontera.

    Se ha tomado una sencilla decisión porque no se ha visto un beneficio económico y por pánico si, pero no a la enfermedad sino a la pérdida de un puesto. El perro ha muerto, con suerte, de una forma u otra desaparecerán los infectados en el país y el problema volverá a estar sólo en África ¡qué investiguen otros! ¿Saben ustedes que la ignorancia ha causado más muertes en España que el ébola? No, claro que no lo saben.

    Excalibur, han conseguido sacarte de casa pero seguro que pronto volverás allí dentro de los corazones de mamá y papá.

    Goian bego

  3. Opino exactamente igual que Mª José.
    Una vez más queda clara la incompetencia y la falta de saber hacer, y la primera víctima mortal en pagarlo es el pobre Excalibur. Necesitamos urgentemente un cambio de gobierno. Necesitamos que los despidan a todos por no saber hacer bien su trabajo.

  4. Aquí se ha hecho el refrán :muerto el perro se acabo la rabia, aquí el ebola.Si no se gastan dinero en estudiar las enfermedades y les quitan prestaciones, se lo van a gastar en estudiar a un perro.Ahora van a por Teresa culpándola de negligencia y mintiendo sobre como actuo ella, pero los gerifaltes no dimiten.Verguenza de los que mandan

  5. Los veterinarios os teneis q poner de acuerdo,en la tele decianq se tenia q sacrificar.
    Imagino q cada uno tendra su opinion,pero el pobre perrito es el q se llevo la peor parte

Responder a M Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s