Lila y Lola

Lola quiere mucho a su perra, a pesar de la guerra que le ha dado de pequeña. Porque Lila, una Weimaraner, es un ser algo inquieto. En realidad tiene inquietudes geológicas. Sí, juega con piedras…y se las traga. Bueno, ya hace mucho que no nos da un susto. Mejor escuchamos cómo nos lo relata Lola.

https://www.youtube.com/watch?v=_h1HqdIQ0aA

¿Te ha gustado? Venga, no seas egoísta y compártelo 🙂

Anuncios

Braguitas, calcetines y…Golfo: el postoperatorio

Esta es la secuencia desde que está con el tubo endotraqueal, encima de la colchoneta, en el quirófano, hasta que le subimos a recuperación 5 minutos después.

 post2 post3post1

La cirugía ha acabado apenas hace 15 minutos y ya está despierto.

Y al día siguiente, le veíamos así…

rec3 rec1 rec2

Con ganas de beber y comer, pero solo le ofrecimos suero…por el cateter que pusimos en su vena. Cuando salió a la calle, vió una piedra y un kleenex y los cogío. Suerte que estaba Ana, su dueña, para quitárselos de la boca.

A las 48 horas se encuentra bien, y tolera el agua, está contento. Un día después, está comiendo dieta blanda y al siguiente, pienso compuesto. Parece que se va a recuperar sin problemas pero…¿ habrá aprendido algo de esta aventura ? Esperemos que no siga con su carrera de mago.

Braguitas, calcetines y…Golfo: la cirugía (¡Ojo! Imágenes explícitas)

Tuvimos que operarle de urgencia y realizar una enterotomía en el yeyuno, ya que presentaba un cuadro obstructivo.

Podéis ver, paso a paso, cómo hacemos la incisión -previamente hemos colocado 2 suturas para posicionar y facilitar la extracción del cuerpo extraño y la reparación del intestino- y sacamos el calcetín.

    875calcetin

 

 

 

 

 

 

Suturamos el intestino con una técnica invaginante.

Consiste en pasar el hilo de sutura de forma que la mucosa del intestino quede hacia dentro, y la capa externa, la serosa, hacia fuera, para que sea impermeable.

e5 e4 e3e2e6

 

 

 

 

Pusimos epiplon para proteger la sutura. Un par de puntos son suficientes en este caso. Así queda cubierta la sutura, se facilita la cicatrización, y se evitan adherencias a otros órganos.

ep3 ep1 ep2

Braguitas, calcetines y…Golfo: el caso clínico

Esta es la historia de Golfo, un cachorro de Gos d´atura de 8 meses, un mago, un prestidigitador que hace desaparecer de su casa todos los calcetines y braguitas que tiene a su alcance. Y los que no, los busca…

Os enseño las fotos de su primera visita a la clínica, apenas una bolita de pelo negro.

 cabia en una bolsa cachorrito golfo

Golfo guardaba los calcetines secretamente dentro de su estómago y su intestino porque había descubierto que era un escondite genial. Esto hubiese sido, incluso, divertido si no fuera porque casi le cuesta la vida.

Hace 5 días apareció en la consulta porque venía con un cuadro agudo de vómitos. Tras lo que llamamos anamnesis -que es como un interrogatorio exhaustivo a su propietaria- su mamá humana, Ana, un poco harta de la conducta traviesa de Golfo, nos confesó que el día anterior había vomitado una braguita.

En otras ocasiones su familia había visto salir por su culete diferentes tipos de calcetines, de todos los colores: rojos, rosas, los azules o blancos del cole de los niños…limpios o usados, aunque mostrando una clara preferencia por estos últimos. Este era el destino de los calcetines, salir por la puerta trasera.

Pero también tenía la capacidad de vomitar. Por esta vía, la oral, había ingerido y expulsado una variada selección de lencería femenina. Debía considerar que no merecía el mismo final que los calcetines.

Pero ayer el destino quiso que un calcetín no siguiera su ruta habitual, la que va de la boca al estómago, luego al intestino delgado, el grueso y, finalmente, el ano. En los días previos las radiografías no revelaban una obstrucción, y el tratamiento médico y la fluidoterapia mejoraron su estado pero no resolvían su gastroenteritis.

 rx

Ante la propuesta de una laparotomía exploratoria (abrir el abdomen para ver qué está pasando) que podía ser “en blanco”, esto es, abrir, no ver nada, y cerrar, los propietarios prefirieron hacer una gastroscopia. No había nada. Pero Golfo seguía mal. Incluso peor que el día anterior. Y le operamos. Estas son las imágenes de la localización de la obstrucción.

 

3 1 2

En la Facultad

-¿ Cómo que si me acuerdo ? Si te lo conté yo, me pasó cuando estaba interno en cirugía.

-Es que como lo has contado tantas veces, creía que lo había visto yo.

-Ya…

-Bueno, cuéntaselo a Mayte, no te hagas rogar.

-Vaaaaaaaaaale. Pues resulta que nos viene un perro que se había tragado una pelota de golf. Te estoy hablando del año 1990 o así, que no habrías nacido siquiera.

-Sí que había nacido, pero era una niña.

-Bueno, pues estábamos los internos, como todas las mañanas, esperando para participar en las cirugías que estaban citadas en la Facultad, y una de ellas era de un perro labrador al que habían visto comerse una pelota de golf. En la radiografía se veía claramente.

-¿ El perro hacía de caddie o el señor tenía un jardín muy grande ?

-Jajajajaja, pues no se lo preguntamos, la verdad es que no caí, si no, sí que se lo pregunto.

-Es que jugar con una pelota de golf, tan pequeña, con un perro tan grande…¡ a quién se le ocurre !

-A lo mejor se la encontró en la calle…el caso es que venía para eso, y llamaron al especialista en endoscopia.

-¿ Ya había endoscopia en Veterinaria ?

-Sí, y tele en color, no te digo, pero se estaba empezando.

-¿ Y qué hicisteis ?

-Como se sabía que era una pelota de golf, intentaron “pescarla” antes de hacer una laparotomía, esto es, abrirle el abdomen.

-¿ Y… ?

-Pues que como no había las cestas que tienen hoy, y con las pinzas se resbalaba la pelota, después de más de 2 horas intentándolo no pudieron.

-Pero un truco habitual es intentar cazar las pelotas con preservativos, eso he oído ¿ no ?

-Correcto, pero ese truco no lo sabían aún, o a lo mejor no llevaban encima ninguno, jajajaja

-El caso es que al final tuvimos que operar al perro, hacer una gastrotomía, y sacar la pelota de golf, pero eso no fue todo.

-¿ Qué más había ?

-También se había tragado un chupete y una bolsa de plástico…

-¡ Vaya colección !

-Sí, yo creo que el perro era un Diógenes, esos que coleccionan basura.

-Dolsa creo que también es de esos, aunque cada vez menos.

Interviene Conchita.

-También fue gracioso lo de Ruky…¿ o fue Adar ?

 

Sigue buscando…por si acaso

cuidado con el perroHay días en que uno se acuesta más contento que otros. Hoy es uno de esos días.

 

Ayer llegó Tom, un perrito de 12 años que llevaba 3 días con vómitos. Las radiografías mostraban un cuerpo extraño en el estómago. Después de estabilizarlo, hidratarlo y hacer el preoperatorio, le hemos extraído mediante una gastrotomía (hacer una incisión en el estómago) el amasijo de ramas, hojas y hierbas y pensábamos que ya estaba todo hecho. Gracias a nuestros protocolos, que en este caso consiste en revisar SIEMPRE el abdomen antes de cerrar, hemos encontrado un segundo cuerpo extraño: un botón grande, muy bonito, pero que obstruía el yeyuno (intestino delgado). Hemos necesitado una enterotomía (hacer una incisión en el intestino, y cerrarla después) para solucionar el segundo problema y que obstruía el tránsito intestinal. Tom se recupera bien de su cirugía, y esperamos que en una semana le daremos el alta.

 

El mensaje es, en esta ocasión, que hay que seguir buscando aunque creamos que tenemos todas las respuestas.

 

Buenas, muy buenas noches.