La historia secreta de Mayte

¿Qué os puedo contar sobre Mayte?

Solo cosas buenas, es un “10” como persona y como auxiliar. Si Conchita es la mejor veterinaria, sin duda Mayte es la mejor auxiliar que puede haber en Alcorcón y en medio mundo. ¿Queréis conocer su historia? Allá va.

Mayte tenía una perrita que se llamaba Nela.

Era clienta nuestra, bueno, lo eran sus padres pero la perra era suya. Desde siempre se ocupó de sacarla a pasear, bañarla, darle de comer, traerla al veterinario, etc.

Conocemos a Mayte desde hace muchos años, cuando venía con Nela

Mayte, con su perrita Nela

Y estábamos pensando incorporar a una auxiliar a nuestra clínica, iba a empezar a hacer entrevistas cuando su madre, una tarde, nos dijo que Mayte no tenía muy claro a qué dedicarse una vez acabados sus estudios. Como conocemos a nuestras mascotas y a nuestros clientes, sabía bien que a Mayte le encantaban los bichos, así que le propuse que viniera a pasar una tarde con nosotros para que conociera cómo era nuestro trabajo “desde dentro de la cocina”.

Y le gustó. Tan es así que le propuse un trato: “tú haces el curso de auxiliar de veterinaria y yo te contrato”. Ella cumplió su parte, acabó su curso e hizo sus prácticas voluntarias con nosotros; y nosotros cumplimos nuestra parte y la contratamos. Primero 6 meses a media jornada, y luego a jornada completa…y hasta ahora.

De eso han pasado ya unos 9 años. Podría decir que Mayte es el centro de equilibrio de la clínica: ella hace que todo sea más fácil, antes de que le pidas algo, ya lo está haciendo o ya lo ha hecho. Y sabe tanto o más que muchos veterinarios…

Rebeca Martín hace retratos por encargo. Más información en facebook.

Retrato de Mayte y sus perras, obra de Rebeca Martin.

Y lo cómodo que es para los propietarios –y para nosotros, los veterinarios- no tener que manejar a las mascotas, porque de eso se encarga Mayte.

Es educada, paciente, discreta, puntual…no tengo sitio para escribir todas las palabras que me vienen. Pero, por encima de todo, adora a los animales. Y los animales a ella también. Cuántas veces se habrá caído de espaldas después de un “abrazo canino+lametazo en la cara”

Os toca ahora a vosotros sacarle los colores. Venga, que no se diga, que ella no lo está leyendo…

Ah, su perra se llama Dolsa. La podéis conocer más si visitáis el blog de la clínica.

Podéis conocer también su historia si leéis el "Diario de una adoptante"

Dolsa es la perrita de Mayte. Aquí está cuando era una cachorrita.

Anuncios