Tarjetas de urgencias de Vetsia: ¿las tienes actualizadas?

Mi perro empieza a vomitar.

Desde ayer está con diarrea, tenía que haberle llevado a la clínica, pero no creí que fuera a ponerse peor, porque no ha vuelto a comer desde anoche, y no es que comiera mucho.

Y es Sábado por la noche ¿qué hago?

Esta es una situación que nos puede pasar a cualquiera. En casos así, la solución inicial pasa por llamarnos al teléfono de urgencias pero…¿qué hacer si es una de las 4 semanas que la clínica cierra por vacaciones, o es una cosa muy grave y los minutos cuentan para salvar la vida a mi mascota?

La respuesta está en este post que publicábamos en Julio de 2014.

Hemos disfrutado de unas condiciones muy especiales en Vetsia, ya que durante los primeros 6 meses la consulta de urgencia era gratuita para nuestros clientes con plan de salud en vigor (iguala). La promoción inicial ya se acabó, pero puedes disfrutar desde ahora de un 20 % de descuento en la consulta de urgencia si actualizas la tarjeta de Vetsia. El resto de tratamientos, servicios y pruebas diagnósticas no lleva descuento.

Con esta tarjeta consigues un 20 % de descuento en la consulta de urgencias en Vetsia

Debes traer tu tarjeta para actualizarla

Para ello tienes que venir a la clínica con tu tarjeta para que le pongamos una pegatina como la que ves en la foto. Sin ella no será posible disfrutar de ese descuento. 

Si aún no la tienes y tu iguala está en vigor, ven y recógela cuando quieras.

Solo tienes que traer tu tarjeta para actualizarla

Con esta tarjeta te beneficias de un 20 % de descuento en las consultas de urgencias de Vetsia

NO hace falta pedir cita para esto, solo te tienes que acercar a la clínica en horario de consulta y actualizamos la tarjeta. Nunca se sabe cuándo nos puede hacer falta…te esperamos.

Anuncios

Lila y Lola

Lola quiere mucho a su perra, a pesar de la guerra que le ha dado de pequeña. Porque Lila, una Weimaraner, es un ser algo inquieto. En realidad tiene inquietudes geológicas. Sí, juega con piedras…y se las traga. Bueno, ya hace mucho que no nos da un susto. Mejor escuchamos cómo nos lo relata Lola.

https://www.youtube.com/watch?v=_h1HqdIQ0aA

¿Te ha gustado? Venga, no seas egoísta y compártelo 🙂

Braguitas, calcetines y…Golfo: el postoperatorio

Esta es la secuencia desde que está con el tubo endotraqueal, encima de la colchoneta, en el quirófano, hasta que le subimos a recuperación 5 minutos después.

 post2 post3post1

La cirugía ha acabado apenas hace 15 minutos y ya está despierto.

Y al día siguiente, le veíamos así…

rec3 rec1 rec2

Con ganas de beber y comer, pero solo le ofrecimos suero…por el cateter que pusimos en su vena. Cuando salió a la calle, vió una piedra y un kleenex y los cogío. Suerte que estaba Ana, su dueña, para quitárselos de la boca.

A las 48 horas se encuentra bien, y tolera el agua, está contento. Un día después, está comiendo dieta blanda y al siguiente, pienso compuesto. Parece que se va a recuperar sin problemas pero…¿ habrá aprendido algo de esta aventura ? Esperemos que no siga con su carrera de mago.

Braguitas, calcetines y…Golfo: la cirugía (¡Ojo! Imágenes explícitas)

Tuvimos que operarle de urgencia y realizar una enterotomía en el yeyuno, ya que presentaba un cuadro obstructivo.

Podéis ver, paso a paso, cómo hacemos la incisión -previamente hemos colocado 2 suturas para posicionar y facilitar la extracción del cuerpo extraño y la reparación del intestino- y sacamos el calcetín.

    875calcetin

 

 

 

 

 

 

Suturamos el intestino con una técnica invaginante.

Consiste en pasar el hilo de sutura de forma que la mucosa del intestino quede hacia dentro, y la capa externa, la serosa, hacia fuera, para que sea impermeable.

e5 e4 e3e2e6

 

 

 

 

Pusimos epiplon para proteger la sutura. Un par de puntos son suficientes en este caso. Así queda cubierta la sutura, se facilita la cicatrización, y se evitan adherencias a otros órganos.

ep3 ep1 ep2

Braguitas, calcetines y…Golfo: el caso clínico

Esta es la historia de Golfo, un cachorro de Gos d´atura de 8 meses, un mago, un prestidigitador que hace desaparecer de su casa todos los calcetines y braguitas que tiene a su alcance. Y los que no, los busca…

Os enseño las fotos de su primera visita a la clínica, apenas una bolita de pelo negro.

 cabia en una bolsa cachorrito golfo

Golfo guardaba los calcetines secretamente dentro de su estómago y su intestino porque había descubierto que era un escondite genial. Esto hubiese sido, incluso, divertido si no fuera porque casi le cuesta la vida.

Hace 5 días apareció en la consulta porque venía con un cuadro agudo de vómitos. Tras lo que llamamos anamnesis -que es como un interrogatorio exhaustivo a su propietaria- su mamá humana, Ana, un poco harta de la conducta traviesa de Golfo, nos confesó que el día anterior había vomitado una braguita.

En otras ocasiones su familia había visto salir por su culete diferentes tipos de calcetines, de todos los colores: rojos, rosas, los azules o blancos del cole de los niños…limpios o usados, aunque mostrando una clara preferencia por estos últimos. Este era el destino de los calcetines, salir por la puerta trasera.

Pero también tenía la capacidad de vomitar. Por esta vía, la oral, había ingerido y expulsado una variada selección de lencería femenina. Debía considerar que no merecía el mismo final que los calcetines.

Pero ayer el destino quiso que un calcetín no siguiera su ruta habitual, la que va de la boca al estómago, luego al intestino delgado, el grueso y, finalmente, el ano. En los días previos las radiografías no revelaban una obstrucción, y el tratamiento médico y la fluidoterapia mejoraron su estado pero no resolvían su gastroenteritis.

 rx

Ante la propuesta de una laparotomía exploratoria (abrir el abdomen para ver qué está pasando) que podía ser “en blanco”, esto es, abrir, no ver nada, y cerrar, los propietarios prefirieron hacer una gastroscopia. No había nada. Pero Golfo seguía mal. Incluso peor que el día anterior. Y le operamos. Estas son las imágenes de la localización de la obstrucción.

 

3 1 2

Adar y Ruky

-Creo recordar que fue Ruky

-¿ Me queréis contar lo que pasó con él ? Ese día creo que no estaba, no lo recuerdo.

-Resulta que vienen sus papis con él, diciendo que está raro, que ha vomitado. Casi prefiero que digan que tose, o que tiene diarrea, o cualquier cosa concreta. Cuando el perro está raro, hay que ponerse a temblar.

-¿ Entonces qué hicisteis ?

-También dijeron que había estado jugando en el parque con una piedra.

-Uyuyuyyyyy

-Exactamente, así que le hicimos una radiografía, y allí estaba, un pedazo de pedrusco en la panza de un perro de 7 kilos, obstruyendo el intestino delgado.

-Siempre se atascan allí ¿ no ?

-Sí, en la válvula ileocecal.

-Vaya nombres raros que ponéis los médicos para llamar a los órganos.

-Es que como el final del intestino delgado es el íleon, el grueso empieza con el cólon, pues eso, ileocecal. En ese tránsito desde el delgado al grueso, se estrecha un poco en la válvula, y allí se quedan los cuerpos extraños de mayor diámetro.

-Y le operasteis

-No, primero le pusimos una vía, para administrarle suero y rehidratarlo. Es mala idea operar un digestivo si el paciente está deshidratado. Pero sí que lo citamos para la mañana siguiente. Ya me acuerdo, creo que era un Sábado y lo citamos antes de abrir, a las 9 de la mañana o así. Cuando llegaste, ya se habían ido.

-¿ Cómoooooo ?

-Sí, que ya se habían ido, porque acabamos muy pronto.

-No lo entiendo, lo que se tarda en premedicar al paciente, sedarle, cogerle la vía…

-La vía ya estaba puesta de la tarde anterior.

-Bueno, es igual, hay que dormirle, intubarle, y operarle…en menos de una hora ¿?????

Conchita interviene.

-Venga, no seas malo, dile lo que pasó.

-Ahora te lo cuento, vas a alucinar.